¿Cómo sacar el mayor provecho a este newsletter?

Cada tip está seleccionado para que puedas implementarlo rápido. Mientras más estrategias y técnicas domines, de mejor forma apoyarás a tus estudiantes y a ti [email protected]

Tip 1: extra motivación para estudiar definiendo un propósito.

  ¿Te gustaría tener una motivación extra al momento de estudiar? o ¿cómo podríamos mantener motivados a nuestros estudiantes? La motivación siempre es y será un tema clave al momento de estudiar, pues es esa energía que nos permite hacer las acciones que realizamos, sin motivación no haríamos mucho durante el día, menos esos hábitos más complejos como el hábito de estudiar.

  En el corto plazo podemos hacer cosas simples para aumentar la motivación, pero en el mediano y largo plazo son pocas las cosas que pueden sostener la motivación en los estudiantes. Durante varios años he estado estudiando sobre esto y siempre me encuentro con las mismas: el hábito de estudiar tiene que hacer sentido, tiene que ser valioso para la persona y debe estar alineado con alguna meta mayor (un propósito o una identidad).

  Conversar con tus estudiantes o contigo mismo sobre los anhelos puede ser difícil sin las preguntas adecuadas, así que te propongo algunas que te pueden ayudar a iniciar esa conversación con otras personas o contigo mismo:

  ¿Cuál es uno de tus grandes sueños a cumplir en tu vida?, ¿qué tienes que aprender para lograr este sueño?

  ¿Tienes alguna persona que sea tu modelo a seguir, que quieras ser como ella?, ¿qué tuvo que aprender esa persona para ser quien es hoy en día?

  ¿Hay algún problema en este mundo que te gustaría solucionar?, ¿qué deberías aprender para abordarlo?, ¿qué debería estudiar?

  Estas preguntas son mis favoritas porque ponen el foco en aprender y te dan pistas para decir qué tengo que comenzar a hacer ... aumentan la claridad.

  Elige algunas de estas preguntas y conversa con estudiantes o alguna persona cercana, la primera vez será difícil, pero con la práctica será cada vez más fácil y mejor.

Tip 2: la Técnica del Habit Stacking para estudiar.

  Podríamos decir que el hábito de estudiar está compuesto por un conjunto de hábitos pequeños, por eso muchas veces se les llama “rutina de estudio” en vez de “hábito de estudio”.

  Estudiar es un hábito complejo porque considera varios pasos… y si se falla en uno de ellos hasta ahí llegó el hábito. Por ejemplo, no es que uno llegue y se ponga a estudiar de un segundo a otro, hay que definir lo que se va a estudiar, tener el material a mano y estar en un lugar adecuado para recién pensar en comenzar a aprender la materia.

  Entonces, para lograr adquirir un hábito de estudio se deben desarrollar otros hábitos. Afortunadamente existen algunas muy buenas técnicas para ello, una de ellas se llama Habit Stacking (nombrado en los libros Tiny Habits de BJ Fogg y Atomic Habits de James Clear), la cual consiste en añadir un nuevo hábito a continuación de uno ya adquirido.

  Habit Stacking permite que la persona pase a la acción más rápido, si somos capaces que nuestros estudiantes (o tu mismo) desarrollen estos pequeños hábitos que facilitarán el estudio, entonces tenemos el futuro ganado. Por ejemplo, ¿qué tal si el foco inicial fuese desarrollar el hábito de planificar el estudio, aunque sea por solo 5 minutos?, y si has leído algunos tips anteriores sabrás que la primera actividad planificada debería ser de corta duración y fácil de comenzar a hacer. Se vería como algo así:

1. Preparar el lugar de estudio + 2. Planificar el estudio + 3. Estudio de corta duración + 4. …

  Si eres docente, tutor o apoderada/o te recomendaría que al momento de ayudar a tus estudiantes veas si están cometiendo algún error al momento de estudiar, puedes preguntarles qué hacen previamente o simplemente observarlos por unos pocos minutos mientras hagan una actividad de manera autónoma. Si te das cuenta que no tienen ciertos hábitos definidos que les permitan estudiar bien, tendrás que apoyarlos a desarrollarlos de a uno y de a poco (sin apresurarse). Por ejemplo, durante una semana puedes ayudarles a preparar un buen lugar de estudio, durante la segunda semana a planificar el estudio y durante la tercera a que tengan un hábito de estudio de pocos minutos (hasta 5 minutos es mejor que nada).

  Así que usa Habit Stacking no solamente para añadir hábitos nuevos a los que ya están desarrollados, sino que también para detectar los que están más débiles y fortalecerlos.

El vaso 1/2 lleno: Cambio de casa, volvemos a Chile. 

 En Julio de 2019 comenzó la aventura de venirnos con Bárbara a Sydney, cada uno a estudiar sus respectivos Masters. Ahora que ya los terminamos llegó el momento de volver a Chile, así que el próximo newsletter será el primero realizado desde Latinoamérica.

  Lo que buscaré ahora con Hábitos al Día es crecer, llegar a más personas y organizaciones porque ya existe una metodología fácil y efectiva de implementar, y que además se puede adaptar a los procesos de las organizaciones.

  Ya tenemos resultados a nivel organizacional y 1 a 1 (he sido el coach de algunas personas durante el último tiempo) y los resultados son mucho mejores de lo que esperaba (ya les hablaré más de esto en otro newsletter).

  Muchas gracias por ser parte de nuestra comunidad, espero tener el honor de continuar apoyándote por mucho tiempo más.

¿Te gustó? Suscríbete y coméntale a tus cercanos

Al suscribirte de enviaremos un correo confirmando tu suscripción, revisa que no quede como SPAM.

No enviamos spam. Puedes desinscribirte cuando quieras.

¿Quieres ver los newsletter pasados?

Haz click aquí