¿Cómo sacar el mayor provecho a este newsletter?

Cada tip está seleccionado para que puedas implementarlo rápido. Mientras más estrategias y técnicas domines, de mejor forma apoyarás a tus estudiantes y a ti [email protected]

Tip 1: Aumentando la Motivación desde la Mentalidad de Crecimiento (Growth Mindset).

  Si tienes altas expectativas en tus estudiantes, pero no tienes claridad de cómo motivarlos a apuntar más alto, que se atrevan a más, que quieran aprender más, entonces este tip es para ti.

  Carol Deck nos habla de una Teoría de Motivación llamada Mentalidad de Crecimiento (Growth Mindset), la cual nos da algunas pistas de cómo mejorar la percepción que tienen los estudiantes de sí mismos.

  ¿En qué consiste? Creer que todo estudiante puede aprender, quizás a unos les cueste más que a otros, pero no significa que no podrán lograrlo. El cerebro es moldeable, no es fijo, pero lamentablemente aún se cometen errores cuando hablamos, como por ejemplo:

-        Soy [email protected] para las matemáticas…

-        No te irá bien en la prueba para entrar a la universidad…

-        Soy un cero a la izquierda en inglés…

  Todas estas frases estás suponiendo que al momento de estudiar uno NO puede cambiar, que la persona no tiene ni tendrá las competencias para aprender. Es necesario cambiar el discurso:

-        Si me esfuerzo seré [email protected] para las matemáticas…

-        Tengo que mejorar la manera en que estudio si quiero entrar a la universidad…

-        Aún no he podido tomar el ritmo al inglés...

  Estos cambios son esenciales porque la persona será capaz de aprender si se siente capaz de hacerlo, ¿o alguien cree que lograrán aprender si no creen que pueden hacerlo?

  Revisa lo que dices y cómo lo comunicas, ¿cuántas frases al día hablan de una mentalidad de crecimiento y cuántas de mentalidad fija?

  Te darás cuenta que esto también ocurre en el ámbito laboral, frases como “esta persona nunca va a aprender”… es un temazo ... ya más adelante escribiré sobre mentalidad de crecimiento en adultos.

Tip 2: ¿Qué hacer cuando el o la estudiante obtiene una mala nota?

  ¿Se han dado cuenta que nos fijamos más en lo malo que en lo bueno? Si en una prueba alguien obtiene 5 puntos de 20 le dirán “¿por qué te fue tan mal?”, pero si obtienen 19 de 20 le preguntarán “¿en qué te equivocaste?” Hay que ver las cosas desde otro punto de vista, destacar lo aprendido, felicitar a la persona por haber obtenido esos 5 puntos, pues esto significa que está aprendiendo y a partir de ahí hay que construir. 

  Si a un o una estudiante la interrogamos para saber por qué le fue mal, ¿cómo creen que se va a sentir?, ¿creen que estará motivado/a para estudiar para la siguiente prueba? Yo no lo creo, pero lo que sí se es que sin la motivación necesaria volveremos a ver los mismos problemas. Por lo tanto, enfoquémonos en aumentar la motivación después de haber obtenido una mala nota, destaquemos lo avanzado y construyamos desde ahí, definamos con el o la estudiante una meta realista para la siguiente evaluación, por ejemplo, pasar de 5 puntos a 10 puntos.

  Cuidemos a nuestros estudiantes cuando les damos feedback, ¿estamos dándoles más energía o se las estamos quitando?, ¿quedan con más ganas de aprender o con menos ganas?

  Puede ser muy difícil movilizar a una persona que no quiere estudiar, y cada vez que les va mal tenemos una oportunidad de cambiar el switch. Aprovechemos esas instancias al máximo antes de que sea demasiado tarde, antes que se crean el cuento de que son “malos estudiantes”, antes que crean que no pueden aprender.

El vaso 1/2 lleno: Metas 2022. 

  Estamos en búsqueda de Instituciones Educacionales que quieran mejorar sus procesos de acompañamiento a estudiantes este año 2022. En Hábitos al Día tenemos la meta de apoyar a 4 instituciones nuevas este segundo semestre.  

  ¿En qué consiste? En Hábitos al Día tenemos un Modelo y Método efectivo, flexible y simple de implementar para desarrollar los hábitos de estudio de los estudiantes. Les enseñamos a Directivos y Docentes estos contenidos y trabajamos en conjunto para potenciar sus actuales procesos de acompañamiento … sí, los que ya existen, no es necesario crear procesos nuevos. 

  Si desean saber más o conocen a alguien que pueda estar interesado/a, escriban a [email protected]

  ¿Qué lograremos? Que los estudiantes definan un hábito de estudio propio, que la institución tenga las competencias para movilizar a sus estudiantes para mejorar sus hábitos de estudio a través del tiempo y que los estudiantes tengan un repertorio más amplio de estrategias de aprendizaje al momento de estudiar. Esto permitirá no solamente mejorar el rendimiento académico, también desarrollar habilidades socioemocionales relacionadas a la auto-regulación de los estudiantes, y además aumentar la retención (especialmente en los estudiantes de Educación Superior que llevan pocos meses estudiando un curso o carrera).  

  ¡Hasta pronto!

¿Te gustó? Suscríbete y coméntale a tus cercanos

Al suscribirte de enviaremos un correo confirmando tu suscripción, revisa que no quede como SPAM.

No enviamos spam. Puedes desinscribirte cuando quieras.

¿Quieres ver los newsletter pasados?

Haz click aquí